AHORA ESTAS ESCUCHANDO ROCK NACIONAL | Lunes a viernes 20:00 a 22:00
FM RECORDS EN VIVO

Emergencia Climática: Los fiscales Williams y Rodríguez comenzaron con los alegatos

En el inicio de los alegatos por parte de los fiscales Alex Williams y Omar Rodríguez en el marco del juicio por la emergencia climática, los acusadores reivindicaron el rol de algunos de los testigos y pusieron en duda dichos de algunos de los imputados que declararon en los últimos días. Fue en la etapa final del juicio oral y público contra doce imputados entre los que se encuentra funcionarios provinciales y proveedores del Estado.

En el inicio del alegato ambos fiscales no pusieron en duda el rol que cumplía cada uno de los imputados, que los comerciantes imputados eran proveedores del Estado, que la emergencia climática haya ocurrido, que llegó y se distribuyó además la ayuda para los habitantes de esa ciudad.

Sí pusieron en duda algunas de las compras realizadas por el Estado que constan en los expedientes falsos investigados. “Había una planificación en el circuito administrativo”, para llevar adelante las maniobras ilegales. Recordó en este sentido dichos del imputado Marcelo Suárez en el sentido de que la “la voz del imputado Diego Correa era la voz del gobernador”, en alusión al extinto Mario Das Neves

Para proseguir con esta línea argumental, el fiscal general Alex Williams reivindicó el testimonio de Alicia Dubreuil, la delegada en Comodoro Rivadavia del Ministerio de Familia que fue cuestionado por algunos de los imputados Como Marcelo Suárez, y varios de los abogados defensores. También valoró el testimonio de Pamela Zamora, empleada de la imputada Marta Fracasso, cuando destacó que la mercadería vendida al Estado ella nunca la vio en el comercio de la imputada.

Graficó la existencia de un expediente falso armado con documentación para hacerse de dineros del Estado. “Si para muestra solo basta un botón, tenemos también el chaleco y el traje”, graficó Williams para señalar expedientes que comenzaron a armarse con compras de colchones “cuando ni siquiera había empezado a llover en Comodoro Rivadavia y mucho menos se había firmado ninguno de los decretos de emergencia climática para esa ciudad”.

“Fracasso nunca compró los colchones. Ella no pudo vender lo que nunca tuvo. Hizo calzar entregas ficticias con las facturas que había conseguido”, dijo Williams en alusión a la venta de colchones, frazadas y otros elementos que afirma haber vendido al Estado.

Asimismo destacó el testimonio de testigos que dieron cuenta de los “aprietes” por parte de algunos de los imputados funcionarios para que se aceleren los pagos, no obstante las observaciones realizadas por otros cuya tarea era controlar la legalidad de los tramites.

Los fiscales Williams y Rodríguez indicaron que tuvieron que alterar la estrategia de los alegatos, ante lo que consideraron la “sorpresiva” declaración a último momento de la imputada. Basaron esta estrategia de los defensores, una vez que el Tribunal rechazó el testimonio como prueba del técnico informático Guillermo Figueredo que había logrado establecer las comunicaciones entre los imputados a través de los celulares y computadoras.

Fuente: El Chubut

VOLVER ATRÁS